Fernando Aramburu en Almendralejo

Invitado por el Aula Literaria Carolina Coronado, este jueves y viernes visitará Almendralejo el escritor Fernando Aramburu. El escritor, que trabaja en Alemania, tiene reconocido prestigio en el mundo literario. Entre sus libros, El artista y su cadáver, Fuegos con limón, No ser no duele, Los ojos vacíos, Los peces de la amargura, El trompetista del Utopía, Viaje con Clara por Alemania, Vida de un piojo llamado Matías. Algunos de estos libros en nuestra biblioteca.

Anuncios

Sánchez Adalid

Una amiga nos hace llegar una página comunitaria, credada por ella misma, sobre el escritor extremeño Jesús Sánchez Adalid. Dejamos puntual información sobre el sitio y, desde aquí, aninamos a todos los entusiastas de la novela histórica a que participéis.

Francisco Umbral

Se fue Francisco Umbral y tras de sí deja una extensísima obra literaria, excepcional para algunos e incómoda para todos, incluso para los que hoy buscan apropiarse de su palabra.

Hoy le recuerdo, sobre todo, por su libro al hijo perdido, “esa corporeidad mortal y rosa donde el amor inventa su infinito” (Pedro Salinas). Y hoy, como entonces, volará a su encuentro.

Sólo encontré una verdad en la vida, hijo, y eras tú. Sólo encontré una verdad en la vida y la he perdido. Vivo de llorarte en la noche con lágrimas que queman la oscuridad. Soldadito rubio que mandaba en el mundo, te perdí para siempre. Tus ojos cuajaban el azul del cielo. Tu pelo doraba la calidad del día. Lo que queda después de ti, hijo, es un universo fluctuante, sin consistencia, como dicen que es Júpiter, una vaguedad nauseabunda de veranos e inviernos, una promiscuidad de sol y sexo, de tiempo y muerte, a través de todo lo cual vago solamente porque desconozco el gesto que hay que hacer para morirse. Si no, haría ese gesto y nada más.
Qué estúpida la plenitud del día. ¿A quién engaña este cielo azul, este mediodía con risas? ¿Para quién se ha urdido esta inmensa mentira de meses soleados y campos verdes? ¿Por qué este vano rodeo de la muerte por las costas de la primavera? El sol es sórdido y el día resplandece de puro inútil, alumbra de puro vacío, y en el cabeceo del mundo bajo un viento banal sólo veo la obcecación vegetal de la vida, su torpeza de planta ciega. El universo se rige siempre por la persistencia, nunca por la inteligencia. No tiene otra ley que la persistencia. Sólo el tedio mueve las nubes en el cielo y las olas en el mar.

Mortal y rosa

Sánchez Adalid y Fernando Lillo en Alange

Más que agradable visita la del otro día al bello pueblo de Alange (entre Mérida y Almendralejo) y a sus termas romanas, acompañados de los escritores Jesús Sánchez Adalid y Fernando Lillo, que compartieron opiniones e intercambiaron libros. A Sánchez Adalid le tuvimos hace poco en nuestro instituto.

La visita estuvo guiada por nuestros amigos y compañeros Juan Diego Carmona (Arquitecto Técnico) y José Ángel Calero (profesor de nuestro centro y arqueólogo) y la idea, reportaje incluido, a cargo de Carlos Cabanillas. Más imágenes.

La conversación entre los seis es de imaginar: la novela histórica, el cine de inspiración clásica, la interpretación de restos arqueológicos (especialmente de las últimas excavaciones en la solana del castillo de Alange, al parecer un granero de la Edad del Bronce), las TICs en el aula y los nuevos proyectos para el curso que viene.

De izquierda a derecha, Ángel Trigueros, Fernando Lillo, José Ángel Calero y Juan Diego Carmona.

Felipe Benítez Reyes, Nadal 2007

El escritor gaditano Felipe Benítez Reyes acaba de recibir uno de los pocos premios que aún le quedan por obtener, el reconocido premio Nadal, de la Editorial Destino, por su obra Mercado de espejismos, una sátira sobre la narrativa esotérica actual. (Foto: El País)

Guardamos un grato recuerdo de Benítez Reyes, que estuvo el 10 de febrero de 2006 en nuestro Instituto, invitado por el Aula Literaria Carolina Coronado de Almendralejo. Aparte de la charla en nuestro salón de actos, tuvimos, gracias a sus disposición, la oportunidad de realizarle dos entrevistas: la primera, por nuestros alumnos de bachillerato, para la revista de nuestra Biblioteca El Navegante, y la segunda, por el que esto escribe, para la revista de nuestro Instituto La bocina del Apóstol.

Para Benítez Reyes la narración se impregna de la ridiculez de lo cotidiano que, como una exageración de lo real, consigue su efecto, mostrar la fealdad para desterrarla. Sus principales novelas, El novio del mundo, El pensamiento de los monstruos y ahora esta, Mercado de espejismos, son un acercamiento a la realidad desde el arte, el estilo, la forma y el contenido.


Estoy casi convencido de que su misión primaria (de la novela) es entretener a través de espejismos, y esos espejismos pueden ser atroces o amables, desternillantes o conmovedores, pueden mover a la carcajada o al espanto, pero han de ser fascinantemente entretenidos o entretenidamente fascinantes en su esencia: un teatrillo de títeres que dé la impresión de tener la misma dimensión que el universo.


Para Benítez Reyes el humor es un ingrediente fundamental de su universo narrativo.


A mí me gusta jugar con el humor.Creo que el humor es un buen conservante de la literatura. No me gusta la literatura muy solemne, donde el personaje piensa cosas muy trascendentes. Se pueden pensar cosas muy trascendentes no ya solo desde el humor sino incluso desde la ridiculez. Reducir un personaje al ridículo y a partir de ahí crearle una reflexión. Me divierte el humor y me sirve para decir, alguna que otra vez, cosas muy terribles que, dichas sin ese humor, incluso serían más terribles, precisamente por ser más solemnes serían más terribles.


Desde el IES Santiago Apóstol aprovechamos para felicitar cariñosamente a Felipe Benítez Reyes y mostramos nuestro agradecimiento por los buenos ratos que nos hace pasar con sus obras. Enhorabuena.

Laura Gallego en Mérida

La escritora de género fantástico, Laura Gallego, ha estado recientemente en Mérida donde ha hablado sobre sus libros. Su ya larga obra incluye los siguientes títulos (wikipedia):

En el diario Hoy podéis leer la entrevista que concedió en su visita a Mérida, y en la que llegó a afirmar que

«He rechazado las ofertas del cine porque no quiero que destrocen mi obra»

George Alexander Portillo, Adonáis 2006

El célebre Premio Adonáis, instituido por la editorial Rialp, ha sido concedido este año 2006, en su edició 60, al poeta de El Salvador, George Alexander Portillo. En la ya larga lista de agraciados, el galardón ha recaído en el poemario Breve historia del Alba, del citado autor. Los Accésits han sido para Francisco Onieva (Cordobés) por Perímetros de la tarde y Antonio Praena (Granada) por Poemas para mi hermana.

La trayectoria del ganador, George Alexander Portillo, es larga:

  • El primero de ellos lo consiguió siendo todavía estudiante de la Universidad Jesuita de San Salvador en 1996. A partir de ese momento, el salvadoreño no ha parado de recibir galardones por su poesía. En los años 1998 y 1999, obtuvo el Premio Nacional de Literatura y en 2000 el título de Gran Mestre de Poesía Nacional, todos ellos en su país.Cuatro años después, Portillo obtendría el Premio Hispanoamericano de Poesía de Quetzaltenago (Guatemala) y en 2005 se alzaba con el premio Charles Perrault de Cuento Infantil y el Nacional de Teatro Infantil con El hechizo del mago. Pero el premio Adonáis no es el único que el poeta gana este año. En 2006 recogió además el Premio Nacional de Novela de su país con El sueño de Mariana, una de sus obras más reseñables junto a El Día Interminable, Tarde de Martes, Una primavera muy larga y La Habitación, entre otras.

Fuente: El País