Con eñe

La noticia está servida: “Los dominios «.es» admiten desde hoy la letra «ñ» y otras de lenguas oficiales“. Aunque parece que ya hay quien se ha adelantado.

Esto es lo que pasaría si a este soneto de Miguel Otero Silva le quedáramos sin nuestra eñe:

Soneto cándido

Era una nina párvula y risuena
con un sueno de amor en el corpino,
banado el rostro con blancor de armino
y negra la mirada malaguena.

Una bisona nina caraquena,
más caraquena que Justo Patino,
y con una montana de carino
constrinendo su alma tan pequena.

No ensenaba la nina malas manas
pues se banaba todas las mananas
y no aranaba cual danina gata.

La adoraban parientes y extranos
y para celebrar su cumpleanos
resolvieron ponerle una pinata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: