Felipe Benítez Reyes, Nadal 2007

El escritor gaditano Felipe Benítez Reyes acaba de recibir uno de los pocos premios que aún le quedan por obtener, el reconocido premio Nadal, de la Editorial Destino, por su obra Mercado de espejismos, una sátira sobre la narrativa esotérica actual. (Foto: El País)

Guardamos un grato recuerdo de Benítez Reyes, que estuvo el 10 de febrero de 2006 en nuestro Instituto, invitado por el Aula Literaria Carolina Coronado de Almendralejo. Aparte de la charla en nuestro salón de actos, tuvimos, gracias a sus disposición, la oportunidad de realizarle dos entrevistas: la primera, por nuestros alumnos de bachillerato, para la revista de nuestra Biblioteca El Navegante, y la segunda, por el que esto escribe, para la revista de nuestro Instituto La bocina del Apóstol.

Para Benítez Reyes la narración se impregna de la ridiculez de lo cotidiano que, como una exageración de lo real, consigue su efecto, mostrar la fealdad para desterrarla. Sus principales novelas, El novio del mundo, El pensamiento de los monstruos y ahora esta, Mercado de espejismos, son un acercamiento a la realidad desde el arte, el estilo, la forma y el contenido.


Estoy casi convencido de que su misión primaria (de la novela) es entretener a través de espejismos, y esos espejismos pueden ser atroces o amables, desternillantes o conmovedores, pueden mover a la carcajada o al espanto, pero han de ser fascinantemente entretenidos o entretenidamente fascinantes en su esencia: un teatrillo de títeres que dé la impresión de tener la misma dimensión que el universo.


Para Benítez Reyes el humor es un ingrediente fundamental de su universo narrativo.


A mí me gusta jugar con el humor.Creo que el humor es un buen conservante de la literatura. No me gusta la literatura muy solemne, donde el personaje piensa cosas muy trascendentes. Se pueden pensar cosas muy trascendentes no ya solo desde el humor sino incluso desde la ridiculez. Reducir un personaje al ridículo y a partir de ahí crearle una reflexión. Me divierte el humor y me sirve para decir, alguna que otra vez, cosas muy terribles que, dichas sin ese humor, incluso serían más terribles, precisamente por ser más solemnes serían más terribles.


Desde el IES Santiago Apóstol aprovechamos para felicitar cariñosamente a Felipe Benítez Reyes y mostramos nuestro agradecimiento por los buenos ratos que nos hace pasar con sus obras. Enhorabuena.

Anuncios

Una respuesta

  1. esta super mal la informacion esa no es la informaconde felipe el navegante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: